Que puedo plantar en el mes de Enero?

Que plantar en nuestro huerto el mes de Enero?

Se acaban las navidades y empezamos el mes de Enero con la lista de productos disponibles para plantar en esta época del año en nuestro huerto. Acelgas: Aporta mayoritariamente agua y cantidades mucho menores de hidratos de carbono y proteínas, por lo que resulta poco energética, aunque constituye un alimento rico en vitaminas, sales minerales y fibra. Tras la espinaca, es la verdura más rica en calcio. En cuanto a vitaminas, destaca la presencia de folatos, vitamina C y betacaroteno o provitamina A. La acelga cruda contiene mucha más vitamina C que la cocida, por lo que en ensalada constituye una buena fuente de esta vitamina. Las hojas verdes más externas son más vitaminadas. Ajo: El ajo ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre y mejora el sistema cardiovascular en general. Esto se debe a que regula la producción de colesterol por parte del hígado y además aumenta el nivel del bueno (HDL). Por otra parte, también reduce los niveles del colesterol dañino (LDL). En cuanto al sistema cardiovascular, el ajo es muy bueno ya que una vez en nuestro organismo ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, facilitando así la circulación sanguínea y ayudando a prevenir problemas como la arteriosclerosis. Ajo tiernos: El ajete, como el ajo, es un alimento que puede prevenir las ciertas dolencias cardiovasculares ya que su consumo provoca vasodilatación, permite una mayor fluidez de la sangre y disminuye la presión a la vez que mejora la circulación sanguínea. Berza: Es un alimento con un importante aporte de carotenoides, vitamina C, vitamina B9, vitamina A, calcio, fibra, agua, potasio, vitamina E, vitamina B2 y vitamina B6. El resto de nutrientes presentes en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: magnesio, hierro, vitamina B, fósforo, vitamina B3, yodo, proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, hidratos de carbono, calorías, cinc, sodio, selenio, grasa, ácidos grasos saturados y ácidos grasos monoinsaturados. Cebollas: Escaso aporte calórico. Elevado contenido mineral y vitamínico . Buena fuente de potasio, y presentan cantidades significativas de calcio y magnesio. En cuanto a su contenido vitamínico, las cebollas son ricas en vitaminas del grupo B, como los folatos y las vitaminas B3 y B6. Presenta cantidades discretas de vitamina C y E, ambas con efecto antioxidante.  Col Repollo: Debido a su riqueza en minerales, posee virtudes remineralizantes, antianémicas y reconstituyentes.  Por ello, son muy usadas para combatir la anemia y la debilidad.  Sin embargo, se debe evitar, en estos casos, su cocción ya que se destruye su gran riqueza en clorofila, que en el cuerpo humano se transforma en hemoglobina y se recomienda que las personas que tienen estos padecimientos tomen la col cruda o en zumo. Igualmente, la col combate las enfermedades de las vías respiratorias (asma, ronquera, afonía, catarro y dolores de pulmón) y, además, disuelve cálculos urinarios y disminuye los dolores reumáticos. Espárrago: Con un mínimo de aporte calórico, debido a un contenido muy bajo en hidratos de carbono, los espárragos son un alimento imprescindible para una dieta sana en cualquier ciclo de la vida. Poseen vitaminas A, C, E, del grupo B (B1, B2, B6), minerales como el hierro, calcio, fósforo, sodio,  antioxidantes, etc. Es por su contenido en potasio que favorece la eliminación de líquidos, por lo que tienen propiedades diuréticas. Gracias al ácido fólico, y junto con el hierro, contribuye a la formación de glóbulos rojos. La vitamina A es buena para la vista, las uñas y el pelo y también actúa como depurativo. Por su aporte en vitamina B es muy beneficiosa para el sistema nerviosoOtro gran aporte nutricional del espárrago es el glutarión, un excelente antioxidante que previene el cáncer. Y por si todo esto fuera poco, debido al ácido fólico y al zinc que posee, le confieren al espárragopropiedaes rejuvenecedoras.  Espinacas: Las espinacas están compuestas en su mayoría por agua. Su contenido de hidratos de carbono y grasas es muy bajo. Aunque tampoco tiene una cantidad muy alta de proteínas, es uno de los vegetales más ricos en este nutriente. Su contenido en fibra, al igual que ocurre con la gran mayoría de las verduras, es considerable, lo que resulta beneficioso para la salud. Las espinacas destacan sobre todo por una riqueza en vitaminas y minerales que sobrepasa a la de la mayoría. En relación con su riqueza vitamínica, las espinacas presentan cantidades elevadas de provitamina A y de vitaminas C y E, todas ellas de acción antioxidante. Asimismo es muy buena fuente de vitaminas del grupo B. En cuanto a su contenido en minerales, las espinacas son ricas en calcio, hierro y potasio.  Fresón: Son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol). Las fresas contienen gran cantidad de sales minerales (potasio, magnesio y calcio), así como vitaminas (C y E).  Son  de fácil digestión,  sumamente nutritivas y aumentan las defensas orgánicas. Una persona adulta sana necesita 60 miligramos al día de vitamina C y 100 gramos de fresas o fresones satisfacen la totalidad de las recomendaciones. Garbanzo: Por su alto contenido en fibras ayuda a aliviar el estreñimiento. Contiene magnesio, con lo cual protege al organismo contra enfermedades cardiovasculares y el estrés, lo que se complementa por su propiedad de reducir el colesterol malo. Es ideal para la embarazadas, por su riqueza en proteínas, hierro y otros minerales, también por sus folatos Lechuga: Aporta mayoritariamente agua y cantidades mucho menores de hidratos de carbono y proteínas, por lo que resulta poco energética, aunque constituye un alimento rico en vitaminas, sales minerales y fibra. Es la verdura más rica en aportes de nutrientes. En cuanto a vitaminas, destaca la presencia de vitamina A, vitamina C y betacaroteno o provitamina A. Nabo: El nabo es una hortaliza de escaso aporte calórico porque posee abundante cantidad de agua y un bajo contenido de hidratos de carbono y es buena fuente de fibra. Respecto al contenido vitamínico, aporta una apreciable cantidad de vitamina C y de folatos, y cantidades discretas de vitaminas del grupo B (B6, B3, B1 y B2). Carece de provitamina A y de vitamina E, abundantes en otras verduras y hortalizas.  Patata: Las patatas son una buena fuente de fibra, contribuyen a la sensación de saciedad y facilitan la función digestiva. Una ración de 180 g de patatas cocidas proporciona 3 gramos de fibra, lo que representa más del 10% del consumo diario recomendado, estimado en 25 gramos. Son una fuente de vitamina C. Una ración media de patatas cocidas (180 g) contiene unos 10 mg, aproximadamente una octava parte de las necesidades de una persona adulta. Buena fuente de potasio, además de contener pequeñas cantidades de magnesio y hierro. Casi no contienen sodio (que junto al cloruro forma la sal). También contienen varias vitaminas del grupo B. Una ración media de patatas cocidas (180 g) contiene más de una sexta parte de las necesidades diarias de un adulto de las vitaminas B1, B6 y folato.  Rábano: El rábano supone un gran aporte de vitamina C, y una consiguiente una acción antioxidante y beneficiosa para la formación de dientes, huesos, y aumento de los glóbulos rojos. Asimismo, también destaca un alto contenido en fibra, muy favorable para el sistema digestivo, el tránsito intestinal y también para sentir sensación de saciedad. En cuanto a los minerales, cabe resaltar la aportación de potasio, idóneo para el sistema nervioso central, y yodo, que regula y permite un correcto funcionamiento de la glándula tiroides permitiendo un sano crecimiento del metabolismo. Tiene propiedades diuréticas, por lo que ayuda a eliminar piedras y arenillas de los riñones y de la vesícula. Zanahoria:  La zanahoria es la más mineralizante y vitaminizante de todas las raices, es recomendada para cualquier clase de enfermos, sin ninguna contraindicación. El comerse cruda además de tener un excelente sabor, ayuda a fortalecer los dientes y encías. Es muy saludable también comerla cocida, aunque no tanto en este estado para fines medicinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*